sábado, 9 de agosto de 2008

LXXII ANIVERSARIO DEL MARTIRIO DE ANTONIO MOLLE LAZO

El 10 de agosto se cumplen 72 años del glorioso martirio del Requeté del Tercio de Ntra. Sra. de la Merced, Antonio Molle Lazo. Era un joven de 21 años, natural de Arcos de la Frontera, aunque residente en Jerez de la Frontera. Fue educado por su familia y por los Hermanos de las Escuelas Cristianas en un ambiente de profunda piedad. Esa fe religiosa la tradujo en el campo social y político en su militancia carlista. Durante la República participó en acciones de defensa de conventos e iglesias amenazados.

Cuando estalló la guerra civil en España, Antonio Molle Lazo, con el tercio de requetés de Nuestra Señora de la Merced actuó en Jerez y otros pueblos de Sevilla. Veintitantos soldados defendían el 10 de agosto de 1936 la villa de Peñaflor. Ante la avalancha de milicianos hubieron de replegarse para defender el convento de las Hermanas de la Cruz. Antonio Molle cayó prisionero. Los milicianos le cortaron lentamente las dos orejas y clavaron gruesos clavos en sus ojos. Le machacaron ferozmente la nariz y dejaron su cuerpo cubierto de heridas espantosas. En medio de los tormetos él seguía gritando: ¡Viva Cristo Rey y viva España! Su cadáver fue recuperado a las veinticuatro horas, cuando el pueblo se reconquistó. Depositado en la iglesia cuando ya había sangrado el cuerpo toda su sangre generosa, fue la primera sorpresa el quedar en el templo una mancha fresca de ella. Los restos mortales fueron llevados después a Jerez y más tarde inhumados en la iglesia del Carmen de dicha ciudad, en la capilla de Cristo Rey.

En junio de 2007, el obispo de Jerez nombró al sacerdote D.José Francisco Guijarro, de la diócesis de Madrid, como Postulador de la Causa, como primer paso para conseguir su beatificación por martirio.

Se ruega comunicar gracias y favores obtenidos por mediación de Antonio Molle Lazo al correo electrónico de la postulación de su causa: postulacion.antonio.molle.lazo@gmail.com



ORACIÓN

"¡Oh Jesús amabilísimo! que habéis dicho:
Áquel que me confesare en la tierra yo lo confesaré delante de mi Padre Celestial; glorificad, pues el alma bendita de Antonio, que no se avergonzó de confesar vuestro Santo Nombre en medio de los más atroces tormentos, y concedenos a nosotros, por sus méritos e intercesión, la gracia que ahora necesitamos. Os lo pedimos para la mayor honra y gloria de la Santísima Trinidad y extensión de vuestro reino aquí en la tierra. AMÉN."


Más información sobre Antonio Molle en http://www.requetes.com/merced.html

No hay comentarios: